Domingo Mundial de Misiones DOMUND

La Jornada Misionera Mundial, orientada a sensibilizar sobre el deber misionero 

de todos los bautizados, es una cita importante en la vida de la Iglesia. Tiene como finalidad fundamental dar a conocer la actividad misional de la Iglesia, en su más amplio sentido, tanto evangelizador como de desarrollo y promoción humana.

El papa Pablo VI preocupado por la actividad misionera nos señaló: "Fue una genial intuición en la vida de la Iglesia, una oportunidad de hacer sentir la vocación misionera de la Iglesia a nuestros hermanos los obispos, al clero, a los religiosos y religiosas y a todos los católicos; una ayuda insustituible a las misiones; un acicate a la fe tanto de las Iglesias de muchos siglos de fundación como de las Iglesias jóvenes, un gran día de la catolicidad".

Se trata de una Jornada para aumentar la conciencia misionera de todo el Pueblo de Dios, para recordarle su responsabilidad evangelizadora de dimensión universal. La Jornada Misionera propone cinco grandes objetivos:

  • Oración ferviente al Señor para acelerar su reinado en el mundo. 
  • Hacer comprender a todos los fieles el formidable problema misionero. 
  • Estimular el fervor misionero de los sacerdotes y de los fieles. 
  • Dar a conocer mejor la Obra de la Propagación de la Fe.
  • Solicitar la ayuda económica en favor de las Misiones.

Octubre, el mes misionero permite a los cristianos tomar conciencia sobre la actividad misionera de la Iglesia en todo el mundo. Es una buena oportunidad para examinar la evangelización local y evangelización lejana en una misma pastoral misionera, cuya única fuente es Cristo. Y en este año (2004) en que se celebró el 48º Congreso Eucarístico Internacional el Papa Juan Pablo II nos invitó a dar un sentido eucarístico a la jornada misionera.

 

DOMUND 2016