"...en esa Bendita Tierra de Misión dejé parte de mi corazón, con cada una de las personas con las que conviví, con las que lloré, con las que reí, con las que aprendí y, sobre todo con las que pude percibir el Amor incondicional de Mi Buen Dios para conmigo".

Lic. Marisol González Cés

Por la sublime causa de la Misión
Salir de MISIÓN es poder hacer realidad la invitación de Jesús de ir al mundo y anunciar el evangelio y poder vivenciar al espíritu que en muchos de los casos es quien va acompañando, aclarando y hasta resolviendo el camino. Es SALIR del lugar conocido, del nicho, de mi misma y encontrarse con el mundo, lo cual implica, para mí, transformación, mi experiencia de misión me resulta transformadora en varios a aspectos:

Esmeralda Reyes León,

Leer más